FIÓDOR DOSTOYEVSKI

Dostoyevski

Haciendo de la literatura un juego existencialista.

Constantemente asediado por un azaroso destino, este genio de la literatura universal es considerado como uno de los precursores del existencialismo.

Una de sus mayores aportaciones a la literatura residió en el tratamiento (tan profundo y detallado) con el que este autor construyó la psicología de sus personajes.



Fiódor Mijáilovich Dostoyevski (Moscú, 11 de noviembre de 1821 – San Petersburgo, 9 de febrero de 1881) fue el segundo de 7 hijos nacidos del matrimonio entre el autoritario doctor Mijaíl Dostoyevski y María Fiódorovna, quien fuese una madre protectora y amorosa.
En el año de 1837 murió María Fiódorovna a causa de la tuberculosis y su esposo cayó en el alcoholismo debido a una severa depresión, por tal motivo Fiódor y su hermano Mijaíl fueron enviados a la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo. Fue aquí donde descubrió su gusto por la literatura, sin embargo los conocimientos matemáticos que representaban la mayor parte de su instrucción militar le eran desagradables.

Dos años más tarde el doctor Mijaíl Dostoyevski fue asesinado, hecho que consternó terriblemente al joven Fiódor y le llevó a experimentar un fuerte sentimiento de culpa, por haber deseado la muerte de su padre en repetidas ocasiones.

En 1843 concluyó sus estudios de ingeniería, adquirió el grado militar de subteniente y comenzó a trabajar en la Dirección General de Ingenieros en San Petersburgo, sin embargo también se dedicó a la traducción de libros para  tener ingresos extra y poder saldar sus cuentas. Más adelante decidió darse de baja en el ejército para dedicarse de lleno a la literatura.

A la edad de 24 años repentinamente le llegó un fugaz fama, tras publicarse su novela epistolar llamada Pobres gentes, sin embargo los ataques epilépticos que padeciera desde la adolescencia, se hicieron cada vez más recurrentes, sus siguientes libros no tuvieron éxito y contrajo demasiadas deudas, hechos que le arrastraron a una gran depresión.

Fiódor Dostoyevski
En 1849 fue condenado a muerte bajo el cargo de conspiración contra El Zar,  por su colaboración con algunos grupos liberales y revolucionarios, pero justo antes de ser fusilado se le concedió un indulto por el cual su sentencia fue cambiada a 5 años de trabajos forzados en Siberia. Las vivencias en el exilio sirvieron de materia prima para su novela Recuerdos de la casa de los muertos

Tras ser liberado en 1854 cumplió con la segunda parte de su condena, que consistió en incorporarse al ejército como soldado raso.

En 1857 contrae matrimonio con una mujer viuda de nombre María Dmítrievna Isáyeva.

En 1864 crea la revista Época, junto con su hermano, donde publicaría su novela Memorias del subsuelo. En esta época Dostoyevski volvió a atravesar un periodo depresivo por la muerte de su esposa y poco tiempo después el deceso de uno de sus hermanos. Pronto adquirió una gran afición a las apuestas contrayendo enormes deudas, por lo que en 1866 se vio obligado a ceder un porcentaje de los derechos de sus obras, para pagar a sus acreedores.

Murió el 9 de febrero de 1881 en San Petersburgo a causa de una hemorragia pulmonar.

En sus obras Dostoyevski habla del caos al que está sometido el hombre moderno, sobre todo aquél que está dispuesto a enfrentarse e incluso transgredir la ley, en pos de lo que cree fielmente. 

Son temas recurrentes en la obra de este escritor: la muerte, la relación del hombre con Dios, la culpa, el cautiverio físico o aquél que supone estar condenado a una vida rutinaria carente de sentido.

El lector de las novelas de Dostoyevski difícilmente puede permanecer indiferente ante las crisis y problemas existenciales que enfrentan los protagonistas.

Gracias a la maestría con la que este escritor nos deja entrever efímeros episodios de su propia historia, es que puede llevarnos desde el entendimiento, hasta la empatía, al punto de meternos bajo la piel de sus personajes.

Libros recomendados:


Memorias del subsuelo.


Crimen y castigo.

La casa de los muertos.

Los hermanos Karamazov.

El jugador.



ENLACES RELACIONADOS:

2 comentarios:

cristina correa dijo...

Hola, te sigo en tu blog, quieres visitar el mio y si te gusta seguirme? http://quieroseguirsintiendomeuruguaya.blogspot.com/

la zona muerta dijo...

Siempre me ha interesado la obra de Dostoyevski, pese a ser larga, pero por suerte da pié a reflexionar. Nada mejor que dedicar un verano a una de sus obras jeje

Te invito a que conozcas mi blog, y si quieres te haces seguidor, un saludo! :)

lazonamuerta-cine.blogspot.com